Represión hacia el tatuaje

Las autoridades americanas empiezan a fiscalizar rigorosamente a los tatuadores, lo que hace que muchos se retiren o se muden. Al mismo tiempo, empieza a haber una gran oposición moral a los artistas circenses de la época.

El tatuaje empieza a ser asociado a los marginados y al mundo criminal.

Abrir chat