El láser para eliminar tatuajes se hace cada vez más efectivo y aumenta la demanda por tatuajes en las partes más visibles del cuerpo 

Los tratamientos para eliminar tatuajes con láser han empezado a desarrollarse en los años 1960, pero han pasado muchas décadas hasta dar con técnicas que no causasen heridas muy profundas, cicatrices muy feas y demasiados residuos de tinta bajo la piel.     

El tiempo ha pasado y las investigaciones en este campo han seguido. Finalmente en las ultimas décadas han logrado crear mecanismos realmente eficientes a la hora de borrar tatuajes y desde entonces a cada año surgen aparatos más eficientes.  

En 2010, muchas tiendas de tatuaje ya cuentan con maquinaria láser para eliminar tatuajes en Inglaterra. Y en España, poco a poco este servicio empieza a ser más accesible y popular. 

Al contrario de lo que pueda pensar la gente al día de hoy en 2021, estas técnicas de despigmentación de tatuajes siguen siendo bastante caras, lentas y dolorosas. O sea, para quitarse un tatuaje, una persona llega a gastar de 6 a 10 veces de lo haya pagado para hacerlo. Un tatuaje muy pequeño, que haya sido realizado en 10 minutos puede tardar de 6/8 sesiones en un periodo de cerca de 2 años para ser borrado. Sin hablar del dolor, que es bastante intenso y hace con que prácticamente la mitad de los clientes recurran a cremas anestésicas para pasar por las sesiones de láser.  

La idea de que ahora los tatuajes ya no son para toda las vida aumenta la demanda de tatuajes y disminuye la reflexión antes de hacerlos. Cada vez más la gente se tatúa en sitios visibles como antebrazos, manos, cuello y cara. Habrán muchos factores que contribuyen para la popularización de los tatuajes en las partes más visibles del cuerpo, pero seguramente el hecho de que ahora se puedan borrar es uno de ellos. 

Hay muchísimo que investigar y documentar en este sector todavía, sin embargo es importante destacar que la demanda del láser para eliminar tatuajes está formado principalmente por personas que se han tatuado en la ultima década, justamente cuando el láser despigmentador mejoraba su eficacia y se daba a conocer. 

Actualmente hay maquinas realmente efectivos a la hora de borrar tatuajes, a punto de hacer que sea parezcan totalmente (o casi totalmente) sin dejar prácticamente ninguna cicatriz o residuos de tinta en la piel. Aún así hay que andar con ojo, porque todavía es difícil da con buenos profesionales que sepan utilizar con maestría estos recursos y de momento no hay legislación en España que regule la utilización de dichas maquinas despigmentadoras. 

Aprovecho para dejar aquí el contacto de dos buenas profesionales que son de mi confianza, para aquellos que residen o están cerca de A Coruña o Madrid:

A Coruña: http://nadaesparasiempre.gal

Madrid: https://eraseitforever.com