El miedo al Sida afecta a la practica del tatuaje

El SIDA se hace conocer a principio de los 80, se expande por el mundo y hasta los finales de los 90 sigue siendo una enfermedad bastante letal. Por tratarse de una enfermedad transmitida por la sangre, los tatuadores adoptan nuevos protocolos higiénico sanitarios, muchos por voluntad propia y otros por que las leyes así lo exigen. Aún así, la demanda por tatuajes se ve perjudicada durante estas dos décadas.

Hasta los días de hoy, tatuadores y tatuados se ven afectados por todo el miedo y el perjuicio que acompañan esta enfermedad.

Abrir chat