El tatuaje de estilo horimono es prohibido y perseguido

Antes de la era Meiji (1868-1912), el tatuaje ornamental, incluyendo el horimono, era un rasgo cultural bastante visible en Japón. Sin embargo, durante el reinado del emperador Meiji Tennō el país pasa por una fase de modernización y occidentalización.  

Entonces la campaña civilizatoria Meiji considera el horimono como una señal de barbarie sobretodo a los ojos de los extranjeros. La legislación se hace más dura en 1872 y los tatuajes de este estilo son prohibidos hasta 1948.

 Hay que destacar que otras practicas de tatuaje más discretas como el kishobori y el irebokuro no son oficialmente prohibidas. 

Las leyes restrictivas quieren impedir la practica del horimono, que es demasiado llamativo, se recusa a desaparecer de los espacios públicos y evoca contradicciones profundas en la estructura de la sociedad. Está claro que entonces este estilo de tatuaje ya tiene un gran poder simbólico y es visto como una forma silenciosa de subversión. 

La prohibición no impide totalmente la practica, que entonces era exclusivamente masculina. La clandestinidad hace que los tatuadores empiecen a realizar piezas que puedan ser  escondidas con los trajes, evitando tatuar manos, pies, cuellos y cara. Y le da al horimono un cierto encanto que antes todavía no tenía, de belleza peculiar y secreta. Igualmente, facilita la apropiación de este estilo de tatuajes por los yakuza, generando un estigma que persiste hasta los tiempos actuales. 

Foto https://www.pinterest.es/pin/441352832240118949/

Pie de foto: Hombre japonés del siglo XIX con el cuerpo tatuado. Autor desconocido (1880-1890)

Bibliografía
  • Pinheiro Maués, Juliana (2019): Bravos citadinos: estudo das representações da tatuagem em estampas de ator do kabuki de Utagawa Kunisada. Repositório da produção científica e intelectual da Unicamp.
  • https://es.wikipedia.org/wiki/Horimono_(tatuaje)#Tatuaje_penal_o_irezumi
  • Moriarty, Yori. (2015) : Irezumi Itai. Tatuaje Tradicional Japonés. Gijón, Satori Ediciones.