¡Habla conmigo por whatsapp!

Los Sueños de Akira Kurosawa

Los Sueños de Akira Kurosawa - Pelicula - Inspiración Caroli Dilli

Los sueños

Sueños (夢, Yume) es una película de realismo mágico de ocho viñetas escrita y dirigida por Akira Kurosawa en 1990. Se inspiró en sueños reales que Kurosawa afirmó haber tenido en repetidas ocasiones. Fue su primera película en 45 años en la que fue el único autor del guión.

Caroli Dilli

Los sueños de Akira Kurosawa (Yume) - Review
Valoración

Summary

Sueños (夢, Yume) es una película de realismo mágico de ocho viñetas escrita y dirigida por Akira Kurosawa en 1990. Se inspiró en sueños reales que Kurosawa afirmó haber tenido en repetidas ocasiones. Fue su primera película en 45 años en la que fue el único autor del guión.

5

La antepenúltima película de Akira Kurosawa, Sueños, no se parece a ninguna de las obras anteriores del venerado autor japonés, aunque comparte algunas características con Dodes'ka-den (1970), su primera película en color, que entrelazaba un grupo de historias vagamente conectadas que tenían lugar en un barrio marginal de las afueras de Tokio. Dreams tiene una lógica narrativa similar, ya que se trata de un conjunto de ocho historias, aunque todas ellas adoptan la forma de sueños y tienen objetivos temáticos y diseños estéticos totalmente diferentes. Están unidas por un personaje/soñador recurrente al que se hace referencia en algunos de los créditos como "yo" (un sustituto fílmico de Kurosawa, que basó su guión en sus propios sueños y recuerdos), al que vemos en cada sueño como un niño pequeño (Akira Terao), como un niño pequeño (Toshihiko Nakano), como un adolescente (Mitsunori Isaki), y en diferentes etapas de la edad adulta. El título de la película es apropiado porque nada tiene lugar fuera del mundo de los sueños; no hay vigilia, ni realidad, sólo los propios sueños, cada uno de los cuales se presenta como un trozo de experiencia onírica con diversos grados de fantasía, cumplimiento de deseos, horror y arrepentimiento.

Akira Kurosawa - Los Sueños - Dreams
Akira Kurosawa

Kurosawa, que se formó como pintor, siempre fue un director con una enorme inventiva visual, dispuesto a romper las reglas, a experimentar con las convenciones y a mezclar rasgos del cine oriental y occidental según sus necesidades. Muchas de sus películas podrían describirse como "pictóricas", especialmente una vez que se pasó al color después de 1970, pero Sueños es posiblemente su logro cinematográfico más pictórico, en parte porque no se ve limitado por los requisitos de una estructura narrativa de principio a fin (por lo que todo adquiere un valor simbólico y metafórico, más que narrativo) y por las reglas físicas del mundo "real". Como la totalidad de la película tiene lugar en varios sueños, es libre de explorar la representación visual de la manera que quiera, lo que da como resultado algunas de las imágenes más hermosas de su larga carrera. La película está repleta de momentos inolvidables, como la desaparición del "yo" en un enorme campo de flores flanqueado en el cielo por un arco iris, una empinada colina cubierta de hierba que de repente se cubre de melocotoneros en flor, una ventisca despiadada que da lugar a un espíritu atrapado en la nieve, el espectro fantasmal de todo un pelotón que fue aniquilado durante la guerra, un mundo representado de repente en forma de cuadros de Vincent Van Gogh, y un reactor nuclear que se funde y provoca explosiones atómicas en torno al monte Fuji, que se representa con efectos especiales deliberadamente anticuados que hacen que parezcan retales de una película de monstruos (no es de extrañar que el director de Gojira, Ishirô Honda, aparezca como ayudante de dirección).

Como cualquier película de antología, Sueños es algo desigual, con algunos segmentos que registran más poder emocional, visual y simbólico que otros. Curiosamente, los segmentos que tienden a funcionar mejor son los que están más claramente en deuda con la tradición de terror japonesa, un aspecto del cine que Kurosawa rara vez había integrado en sus películas (aunque ciertamente fue responsable de ayudar a aumentar la presencia visual del derramamiento de sangre gráfico en el cine mundial con sus películas de samuráis de principios de los 60, Yojimbo y Sanjuro). La Yuki-onna (mujer espíritu) de la secuencia de "La ventisca", que intenta atraer a un escalador a la montaña para que se duerma y, por tanto, muera, es memorablemente espeluznante, mientras que los fantasmas de los soldados con cara azul de "El túnel" crean una auténtica sensación de desesperación ante la inutilidad de la guerra y el elevado coste humano del imperialismo japonés. La explosión de los reactores y el consiguiente terror en "El monte Fuji en rojo" es un medio evocador y autoconsciente de transmitir los profundos temores nucleares de la época, que es también el tema central de "El demonio que llora", que muestra un paisaje apocalíptico postnuclear salpicado de enormes dientes de león y supervivientes humanos con un solo cuerno que sufren una terrible agonía. Al mismo tiempo, sin embargo, la película está llena de imágenes de una belleza y una esperanza deslumbrantes. "Cuervos", el segmento en el que el mundo se convierte en varios cuadros de Van Gogh, es una auténtica delicia de artista, mientras que "La aldea de los molinos de agua" concluye la película con una sensación de unión idílica.

Al igual que con sus dos películas anteriores, las epopeyas de samuráis Kagemusha (1980) y Ran (1985), Dreams fue en parte posible gracias a los cineastas estadounidenses que se habían inspirado en las obras de Kurosawa cuando eran estudiantes de cine en la década de 1960 y querían ayudar a prolongar su carrera (a finales de la década de 1970 ya no podía conseguir trabajo en Japón). En este caso, Steven Spielberg y su productora Amblin Entertainment actuaron como "presentadores", ayudando a asegurar la distribución mundial por parte de Warner Bros., mientras que George Lucas consiguió los servicios de su casa de efectos Industrial Light & Magic para producir los efectos de Van Gogh y Martin Scorsese aparece en pantalla como Van Gogh (con el pelo y la barba teñidos de rojo, se parece notablemente al pintor). El resultado es una película que, aunque no se encuentra necesariamente entre las mejores de Kurosawa, sigue siendo un logro notable.

Vídeo y audio

El DVD de Sueños de Warner Bros. de 2003 no era nada del otro mundo, pero es fácilmente superado por el impresionante nuevo Blu-ray de Criterion, que cuenta con una transferencia digital de 16 bits recién restaurada y supervisada por el director de fotografía Shoji Ueda. La transferencia se ha realizado a partir del negativo de cámara original de 35 mm y se ha restaurado digitalmente, y tiene un aspecto absolutamente impresionante. Siendo una de las películas más deslumbrantes de Kurosawa, Sueños se merece el mejor tratamiento posible, y éste lo es. La imagen es nítida y está muy bien representada en términos de detalle, lo que nos permite perdernos en las olas de hierba, los montones de nieve y los paisajes quemados. Los colores son extraordinarios, con magníficas tonalidades primarias que hacen que los campos de flores, el arco iris y los diversos trajes elaborados salgan de la pantalla con verdadera intensidad. La secuencia de los cuadros de Van Gogh es especialmente impresionante y podría servir a cualquier aficionado al cine en casa para lucir su mejor proyector. La banda sonora original en estéreo ha sido remasterizada a partir de las pistas magnéticas de 35 mm y suena maravillosamente. Hay una buena separación estéreo en algunos momentos, en particular el viento aullante en la secuencia de "La ventisca" y las explosiones de los reactores nucleares en "El monte Fuji en rojo", mientras que el uso de la música clásica (en particular Chopin y el compositor ruso Mikhail Ippolitov-Ivanov) cuenta con mucha riqueza y profundidad.

Los Sueños de Akira Kurosawa - Extras

Criterion ha llenado el disco en términos de suplementos, comenzando con un nuevo comentario de audio por el prolífico estudioso del cine Stephen Prince. Al igual que en los otros comentarios que ha grabado para los lanzamientos de Criterion de películas de Kurosawa, incluyendo La fortaleza oculta, Barba roja, Ran, entre otras, Prince ofrece una fascinante riqueza de información sobre la película. Habla de forma sucinta y reflexiva sobre las cualidades estéticas de la película, su conexión con otras obras de Kurosawa y su biografía, y las diversas formas en que el arte y la cultura japonesa influyeron en ella. También se incluyen dos extensos documentales: Making of "Dreams" (1990), un documental de 150 minutos (dura media hora más que la propia película) dirigido por Nobuhiko Obayashi (House) que ofrece montones de imágenes entre bastidores de la producción de la película, y Kurosawa's Way (2011), un documental de 50 minutos realizado por la traductora de Kurosawa durante muchos años, Catherine Cadou, que incluye entrevistas con los cineastas Bernardo Bertolucci, Alejandro G. Iñárritu, Martin Scorsese y Hayao Miyazaki, entre otros. Criterion también ha grabado nuevas entrevistas en vídeo con el director de producción Teruyo Nogami (17 min.) y el ayudante de dirección Takashi Koizumi (16 min.). El cuadernillo que se incluye incluye un ensayo del crítico de cine Bilge Ebiri y una sección del guión de Kurosawa para un noveno sueño nunca rodado, introducido por Nogami

Entrada original: Link

Caroli Dilli Tattoo & Art
es_ESES_ES