San Jorge Santo Guerrero

San Jorge Santo Guerrero

Este dibujo está hecho con rotuladores punta pincel y acuarela sobre papel de arroz en el tamaño de 30x40cm. Se titula “San Jorge Santo Guerrero” y está inspirado en una representación clásica de San Jorge y el dragón. Lo preparé en honor a San Jorge y a Jorge Ben Jor.

El San Jorge de siempre – La Representación Clásica

La representación que he elegido como referencia para mi ilustración fue un pequeño cuadro muy antiguo que recuerdo ver en la casa de mi abuela desde que era muy pequeña, creo que siempre estuvo ahí.

El cuadro de San Jorge de mi abuela tiene pinta de ser una simple reproducción impresa que alguien quiso enmarcar para que se conservara mejor. Se trata de una representación clásica conocida, aún así no pude encontrar el nombre del autor de la obra.

No he elegido este antiguo cuadro porque sea mi representación de San Jorge favorita. Lo utilicé como referencia por ser la primera imagen de este santo que recuerdo, así le conocí y por esto tiene un gran valor sentimental. Es el San Jorge de mi abuela, de mi familia.

Además es una imagen muy tradicional de San Jorge, al menos en Brasil. El santo guerrero vestido con su armadura y empuñando su lanza, montado en su caballo blanco enfrentando al dragón.

Quise que la imagen fuera fácilmente reconocible en mi diseño por los elementos que lleva, ya que mi estilo es totalmente distinto al convencional cuando se trata de reproducir santos cristianos. Mi forma de dibujar más bien sigue un patrón tradicional japonés y unos fundamentos pensados para la técnica de tatuaje.

El Jorge Santo y el Jorge Músico

A parte de querer reproducir a mi forma el San Jorge de mi abuela, hace mucho que tenía ganas de pintar algo en honor a Jorge Ben Jor, este gran músico, cantante y compositor brasileño.

Ya había decidido representarle con la imagen de San Jorge por dos razones.

La primera razón y la más evidente es que este cantante tan popular en Brasil tiene el mismo nombre que el santo guerrero y ha grabado una bellísima canción en su honor, titulada Jorge da Capadócia.

Otro motivo es que veo una gran similitud en todo lo que simboliza San Jorge y la forma de ser de Jorge Ben Jor. Aquellos que conozcan la simbología de este santo y la vida y obra de este músico sabrán de lo que hablo. En pocas palabras, San Jorge es un santo de todos, interracial, multicultural y plurireligioso que inspira y emociona a multitudes por lo que representa.

Jorge Ben es un músico eclético y polifacético, capaz de hacer canciones de diferentes estilos y mezclar las más variadas melodías. Su estilo característico incluye samba, funk, rock, maracatu, bossa nova o rap y es considerado uno de los pioneros del samba rock.

En sus letras este compositor brasileño trata por igual a todos
. Hizo músicas dedicadas a Jesus Cristo, San Jorge y Ogún, Hermes Trimegisto, Xica da Silva, Zumbi dos Palmares, Fio Maravilha y Cassius Marcellus Clay entre otros. Con el mismo entusiasmo pudo componer canciones dedicadas a un sinfín de mujeres, a una corbata estampada con flores y platillos voladores. Siempre con ligereza y alegría, aún cuando toca temas polémicos.

Como San Jorge con su historia, Jorge Ben Jor inspira y emociona a multitudes con sus canciones y por todo lo que representa.

Actualmente en España y por el mundo, este cantante es conocido principalmente por la canción “Mais que nada” (Más que nada, en castellano) que lanzó en su disco “Samba Esquema Novo” en 1963. La canción se dio a conocer fuera de Brasil con una versión grabada por Sergio Méndez y Black Eyed Peas en 2006.

Jorge da Capadócia – Oración Cantada

Hablo largo y tendido a respecto de esta canción en una entrada de blog llamada San Jorge y el Dragón. Tenéis un enlace al final de este artículo y merece la pena verlo si quieres saber más de este tema.

Aquí me resignaré a decir porque me pareció importante plasmar la letra de la canción en mi dibujo.

Una vez un amigo me dijo que no creía en las religiones, pero sí creía en el poder de la fe. Pienso que tiene mucho sentido lo que ha dicho.

Rezos, mantras y encantamientos son practicados desde tiempos inmemoriales por la humanidad. Hay otros conceptos modernos con fines análogos, como la autosugestión o la programación neurolingüística. Unos creen en el poder de los dioses, otros en el poder de la mente, también son muchísimos los que creen en el poder del dinero y por ahí va.

Independiente de las creencias que tenga una persona, hay ciertos rituales que ayudan a focalizar la energía, la intención o la voluntad de cada uno. Casi todos lo practicamos, muchos sin ser conscientes de ello.

Dicen que la fe mueve montañas. No creo que sea una verdad indiscutible, pero si pienso que la intención es lo primero a la hora de lograr algo, y luego está la constancia o “perseverancia” como canta Jorge Ben en la canción.

Jorge da Capadócia es una oración cantada y aquellos que se identifican con ella pueden llegar a escucharla y cantarla innumerables veces. Es fácil saberla de memoria y el simple hecho de recordarla, aunque sea en parte, puede traer cierto reconforto.

Cantar una canción puede ser una forma de rezar.

La canción Jorge da Capadócia habla de tener como modelo al guerrero Jorge y al orisha Ogún para inspirarse a ser fuerte, valiente y fiel a sus creencias, sintiéndose feliz y grato por ello.

Igualmente la letra envía un precioso mensaje de como tratar a los enemigos. Evoca protección sin desear el mal, recordando siempre ser perseverante.

Hay más mensajes en esta canción, y otros que puedan revelarse a cada uno que le dedique un momento de reflexión.

Quise plasmar la letra de la canción en mi dibujo por que a mí me fascina, además quise compartirla para recordarla entre aquellos que ya la conocen, y quizás presentarla a aquellos que todavía no la han escuchado.

La Guía de Ogún

En mi dibujo, alrededor de la imagen de San Jorge y la letra de la canción, quise añadir una guia de Ogún.

La guía de San Jorge es un collar compuesto de varias hileras de siete cuentas rojas intercaladas con siete cuentas verdes. Esta es una de las combinaciones que representan a Ogún, aunque hayan otros modelos y distintas combinaciones de colores que también le representen. Igualmente hay guías que llevan siete pequeños colgantes en forma de espada y otros más gruesos compuestos de siete collares de cuentas unidos.

La finalidad de las guías en la Umbanda y el Candomblé es semejante a la de los colgantes con medallas de santos en el cristianismo. Se trata de pedir protección y expresar gratitud al orisha en cuestión.

Me parece interesante que la confección y utilización de esta guía conlleva un ritual con varios pasos. Esta ceremonia le agrega valor, no se trata simplemente de un objeto comprado.

Quise dibujar una guía de Ogún junto a mi San Jorge para destacar el sincretismo y la influencia afrobrasileña característica de este personaje histórico y mitológico en Brasil.

La elección de los colores

La elección de los colores también tiene el propósito de destacar el sincretismo de San Jorge con Ogún.

He querido que predominase el verde y rojo, los colores representativos de Ogún en Candomblé y Umbanda. El gris, el ocre y el sepia representan tonos metálicos, plateados o dorados también por Ogún, conocido como el orisha herrero.

Ogunhé

El orisha Ogún está asociada a muchas profesiones, de entre ellas están todos aquellos que trabajan con las manos, sobre todo los que utilizan instrumentos metálicos.

Hace más de quince años he dado con un libro que citaba a los tatuadores entre las profesiones protegidas por Ogún. Me hizo ilusión porque entonces casi nadie consideraba a los tatuadores como una clase profesional. Desde aquella época tuve una especial simpatía por este orisha.

Si quieres saber más de San Jorge y el dragón, Ogún, Jorge Ben Jor o la canción Jorge da Capadócia, pulsa aquí y accederás a una entrada de blog donde cuento más acerca de este tema.